Consejos y trucos

Prevenir el tizón tardío en tomates


Cultivar tomates usted mismo es divertido, pero no si se ven afectados por el tizón tardío. Sin embargo, si evita correctamente, no debería tener ningún problema.

Protege tus tomates de la humedad

Cuando finalmente llega el verano y las plantas de tomate producen flores amarillas, esto hace que el corazón del jardinero lata más rápido cada año. Porque entonces las plantas no tardan mucho en comenzar a cultivar tomates pequeños. Sin embargo, cuando finalmente están allí y se desarrollan bastante bien, un hongo a menudo hace mella en el trabajo del jardinero. Debido a que a menudo llueve, las hojas de las plantas de tomate no pueden secarse. El resultado: el tizón tardío se está extendiendo.

Síntomas típicos del tizón tardío

La infestación con tizón tardío suele ser fácil de detectar. Los síntomas típicos son manchas marrones en las hojas y en el tallo. Además, las hojas en la parte inferior a menudo están cubiertas de finos pelos de hongos. Poco tiempo después, se vuelven completamente marrones hasta que se marchitan por completo. Una vez que las hojas están infectadas, la fruta no tarda mucho en dañarse. Se vuelven marrones y ya no hay ninguna cuestión de consumo. Por cierto, no solo se ve afectada la fruta madura. Los tomates verdes tampoco son inmunes a la enfermedad.

Así es como puede prevenir una infestación

Consejo 1: elija la ubicación correcta:

Plante siempre los tomates en un lugar soleado pero protegido en el jardín, para que las hojas se sequen rápidamente después de un aguacero. Las plantas de tomate no deben estar a la sombra de las plantas más grandes.

Solo siembra tomates en tierra suelta. De esta manera, evita que se produzca encharcamiento desde el principio. Por lo tanto, siempre trabaje arena en suelos muy arcillosos.

Consejo 2 - estire el techo de la película:

Para que las hojas no se mojen en absoluto, es aconsejable estirar el techo de una película o instalar una casa de tomate. De esta manera, los tomates reciben suficiente sol sin que la humedad entre en las hojas.

Consejo 3 - no plantes tomates demasiado densos:

Romper las hojas que están demasiado juntas. Esto le da a la planta de tomate más aire y luz. Regularmente adelgazar los tomates es importante.

Plante siempre los tomates a una distancia suficiente entre sí (60 a 100 cm). Cuanto más cerca estén las plantas entre sí, mayor es el riesgo de que una planta de tomate infectada infecte a las vecinas.

Consejo 4: siempre vierta desde abajo:

Al regar los tomates, solo riega la tierra. Las hojas y los frutos no deben mojarse.

Consejo 5 - cambie la ubicación anualmente:

Cultive tomates y papas en otro lugar del jardín cada año. Las dos verduras se encuentran entre las principales plantas huésped y los hongos a menudo permanecen en el suelo durante varios años. Siempre siembre tomates y papas lo más separados posible.

Consejo 6: desinfecte los cubos y los palitos de tomate:

Limpie a fondo las macetas y los palitos de tomate del año anterior, ya que las esporas del hongo pueden pasar el invierno. Simplemente vierta agua hirviendo en los cubos y sobre los palitos.

Consejo 7 - elimine las partes infectadas de la planta inmediatamente:

Si ha encontrado hojas o frutos infectados, retírelos de inmediato. No los deseche en el compost, sino en la basura doméstica.